miércoles, 13 de marzo de 2013

El veredicto a Susana


En las últimas elecciones municipales no se presentaba el último alcalde de Lima Luis Castañeda Lossio pues se presentó a las elecciones presidenciales. La candidata favorita era del Partido Popular Cristiano Lourdes Flores Nano y el que le hacía la competencia era Alex Kouri presidente de la región Callao. Muy lejos en un tercer lugar estaría Susana Villarán candidata de izquierda del movimiento Fuerza Social. A Kouri lo descalificaron pues como era obvio vivía en la región Callao y no cumplía con los requisitos mínimos de residencia en Lima. La cosa quedó entre Lourdes y Susana. La favorita era Lourdes hasta que al ver que cada vez Susana aprovechando su agradable carisma se acercaba más en las encuestas llegó a desesperarse hasta que el periodista Jaime Bayly publicó en su programa televisivo el famoso "poto audio", dónde Lourdes de mala manera pero en conversación privada dijo: "que se metan su alcaldía al poto". De allí para adelante Susana ganó cómodamente las elecciones.
Los limeños estaban acostumbrados al alcalde anterior que es a mi modesto entender el que más obras de infraestructura a realizado. En mi vida diaria cuento los tantos bypass que han solucionado en parte los problemas de transporte. Claro que Lima tiene todavía problemas muy graves en orden y transporte pero se esperaba que la siguiente alcaldesa continúe con las obras que tan bien habían caído a la ciudad y que había provocado  dos periodos de gestión a Luis Castañeda.
La gestión de Luis Castañeda si bien tuvo a bien la realización de gran cantidad de obras habían muchas situaciones de gran sospecha sobre el manejo del dinero. A la llegada de la nueva alcaldesa se esperaba la continuación de obras, pero ella incidió más en investigar la gestión anterior (cosa que es trabajo de la contraloría y los órganos judiciales). Entonces empezó a sentirse indignación pues las obras son evidentes y las paralizaciones también eran evidentes. El limeño y el peruano en general a experimentado infinidad de gobiernos en los cuales se ha visto tanta corrupción y en la vida diaria se observa constantemente que los jefes de compras de las empresas siempre de alguna u otra manera reciben "obsequios" por parte de los que son favorecidos por ser proveedores. En conclusión ya sea porque sea verdad o leyenda urbana el peruano cree que todos los políticos roban. El  pensamiento es: "que roben pero al menos dejen obra". Pero que roben y no dejen nada esto quiere decir que están robando más. Los enemigos políticos de Susana Villarán recaudaron las firmas necesarias para utilizar una figura constitucional: la revocatoria para conseguir cesar a Susana Villarán cuanto antes de su cargo. Este domingo se da la consulta popular con altas probabilidades de vacar a la alcaldesa. En su nueva campaña por quedarse a manifestado que lo que le ha faltado es publicitar sus obras, pero el ciudadano de a pie no ve ninguna de ellas. Hay un gran movimiento publicitario a favor de la alcaldesa que nos dice que es honesta pero salió una denuncia de la inauguración de 100 patrulleros policales para mejorar la seguridad de Lima y luego se descubrió que todo había sido un teatro pues los patrulleros no estaban operativos (los patrulleros fantasmas) confirmando la creencia limeña de que todo es imagen pero nada de realidad. Por mi parte soy de la idea de que la alcaldesa culmine su periodo completo. Pero en las calles las conversaciones llevan el sin sabor que no hay hechos concretos de gestión y que todo es publicidad y blablablá, muy propio de los políticos o ¿debería decir politiqueros? Esperemos que pasa el domingo.