Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Fraude

Imagen
El aroma de incienso lo invadía todo. Harold entró con un poco de temor y preguntó por el maestro a una mujer que lo miró de pies a cabeza. La mujer tenía un aire propio de ser de la selva de Perú, la sensualidad emergía de forma natural como un agradecer a la vida.
- Buenos días ¿atiende el maestro?
- Sí, espere su turno.
Se sentó en la sala de espera, ojeó con la mirada toda la estancia tratando de encontrar algo en qué entretenerse, descubrió colgado en la pared recortes periodísticos encuadrados donde se hablaba de los aciertos del maestro y de la efectividad de sus artes de la magia.
Salió la mujer. Harold solo atinó a disfrutar el movimiento de sus piernas apenas cubiertas por una minifalda. No obstante la belleza, no tuvo tiempo de recrear su pensamiento en una escena amatoria, su mente estaba en el brujo y dar rienda suelta a su venganza.
- Pase- le dijo la mujer- el maestro lo espera.
- Gracias.
El maestro lo esperaba sentado en posición de loto encima de una estera. El ambiente…

Lo que Dios a unido...

Imagen
Hace unos días me invitaron a un matrimonio católico. El ritual me parece muy hermoso. No obstante existen muchas cosas a las cuales discrepo. Entre ellas es el empezar haciendo culpable a la gente "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa" con golpes de pecho y todo. Otra fue el sermón del cura:
- Los matrimonios se separan, los hombres y mujeres caen en la infidelidad, discuten, se cansan ¿por qué sucede eso?- y las personas asentían como si el cura esté leyendo sus historias. - ¿por qué sucede eso?- todos boquiabiertos no daban con la respuesta. Yo tampoco.
El cura miró a los feligreses como buscando una respuesta.
Después de un silencio largo remató con fuerza.
- ¡¡¡¡Por el pecado!!!! El pecado es la que crea todas las desgracias del matrimonio...
Y después de recrearnos con las experiencias del pecado y el olvido del compromiso nos dijo:
- Lo que Dios a unido el hombre no lo puede separar ¿me escuchan? Lo que Dios a unido el hombre no lo puede separar.
Reflexionando sobre…