martes, 30 de diciembre de 2008

El carbón de la verdad


Trujillo hermosa ciudad del norte peruano -como todo el Perú- encierra un sinfín de misterios que viven continuamente en su gente. Cuando tenía 8 años mi madre me encargó cuidar con el mayor esmero a nuestro nuevo visitante del planeta: mi hermano Carlos. Él todavía no llegaba al año y recuerdo estaba con su traje blanquiazul de marinerito, mi madre salió por 30 minutos al mercado no sin antes decirme:
- Cuida bien a tu hermano ya regreso pronto, está dormido y acaba de tomar su leche así que por lo menos va a dormir un par de horas, solo mira que no se vaya a caer.
Al quedarme sólo vi una oportunidad lúdica con mi pequeño hermano: ¿por qué no jugar al microbús con él como pasajero? De manera que una inmensa silla tejida que estaba en el jardín interior podía ser mi vehículo, y mi dormido pasajero subió a la unidad para gozar del viaje no sin antes acondicionar la silla con cómodas almohadas dónde con cuidado deposité a mi pequeño cliente. La primera vuelta fue de lo más bien, la segunda también, pero a la tercera vuelta el final del juego llegó inesperadamente: una de las patas de la silla quedó atracada sobre una fisura de la vereda justo cuando estaba tomando la máxima velocidad . Consecuencias: mi insólito pasajero salió volando con todo y almohadas, provocando que se despierte y vocifere su reclamo en forma de llanto. Lo cargué de inmediato, lo apapaché como pude y le di un poco de leche, felizmente se calmó dándome tiempo para acomodar todo. Allí nomas llegó mi mamá.
- ¿qué tal Jorge? ¿todo tranquilo?
- Sí mamá todo tranquilazo.
- Qué bien!!!
Pero a la tarde empezó a llorar seguido tanto que lo llevaron al médico para que lo revisen sin hallar nada anormal. Por la noche de nuevo llora que llora, al día siguiente mi mamá sale a regar el jardín y se encuentra con la vecina una señora cajamarquina ya entrada en años, en la conversación tocaron el tema del llanto sin explicación y la vecina con toda su experiencia de haber criado a una extensa familia de 7 hijos dijo con sapiencia:
- Ese niño está "asustao"
- ¿Qué???- dijo mi madre.
La vecina le explicó que era parte de la experiencia humana asustarse y que a los bebes el susto los atormenta hasta que se realiza un ritual para curarlos del susto, el cual ella se ofreció a realizar. Le pidió una serie de materiales los cuales no recuerdo pero entre ellos estaba un poco de carbón. No recuerdo al detalle el ritual pero si recuerdo inolvidablemente el final de éste. Después de quemar el carbón se le agregaba agua y al apagarse el carbón tenía que formar la imagen de lo que lo había asustado. Callado me limité a esperar el resultado cuando para mi sorpresa apareció la imagen de la inconfundible silla tejida. Mi mamá al ver la imagen dedujo de inmediato al ver mi boca abierta.
- Jorge ¡se te cayo el bebe de la silla!!! ¿no cierto?
- Si se me cayó de la silla....
Mi madre y yo estábamos tan impresionados con el ritual y con la vecina que no hubo más reproches.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

La no violencia contra la mujer y PNL


Hace unos días escuché en las radios noticiosas que se conmemoraba el día de la no violencia contra la mujer. En mi caso estoy de acuerdo que debemos respetar la vida de todo ser humano sin distinción e incluso lo extendería hacia todo ser vivo del planeta. Pero lo que me preocupa es esa terminología de negación que la Programación Neurolingüistica (PNL) que nos habla que el cerebro no detecta la negación sino la frase en su conjunto como cuando nos dicen "no pienses en un caballo blanco" y automáticamente tu mente piensa en aquello sin importar la negación inicial. De igual manera tanto en PNL, Método Silva, Louis Hay, e infinidad de libros que nos hablan del poder de la mente nos recomiendan que en vez de negar algo que no queramos debemos afirmar lo que realmente queremos.
Con esa lógica al celebrar la no violencia contra la mujer o la no violencia contra cualquier ser, estamos sin querer fomentándola y eso es preocupante. En la última Eurocopa veíamos frases publicitarias contra el racismo con peligrosa frecuencia. No sé si será verdad pero la madre Teresa de Calcuta no aceptaba el asistir a manifestaciones contra la guerra sino a favor de la paz. Escuchaba a Sri Sri Ravi Shankar líder humanitario hindú decir que cuando estás en contra de algo de alguna manera te vuelves parte de lo que estás odiando. Si repasamos la vida de uno de los más grandes defensores de la no violencia el Mahatma Gandhi murió de forma violenta y según sus biógrafos era violento en su hogar con su familia.
Me parece imprescindible estar a favor del amor, la paz, el respeto, la libertad de todo ser que vive en el universo.

viernes, 14 de noviembre de 2008

El Cristo Moreno


Escuchaba una canción del grupo peruano Fiesta criolla con su vocalista el gran Panchito Jimenez llamada Lima de octubre donde narra toda la tradición de esta gran fiesta católica que es la del Señor de los Milagros. Esta tradición según cuenta la historia data de siglos atrás cuando un esclavo angoleño dibujó sobre una pared la imagen de un cristo pero de raza negra. Un fuerte terremoto destruyó casi toda la ciudad quedando en pie la imagen del Cristo de Pachacamilla cuya réplica sacan en procesión todos los octubres y algunos días de noviembre. La devoción es tal que mucha gente se ve por las calles vestida de morado como agradecimiento a algún milagro concedido. Pero en paralelo con la procesión central que sale del templo de las Nazarenas en pleno centro de Lima, en muchos distritos y provincias del Perú, e incluso en el extranjero salen procesiones de igual número de réplicas del cristo moreno.
En Ventanilla, distrito del Callao al norte de Lima que es donde vivo no es la excepción y es un privilegio para quienes tienen devoción el que la imagen pase frente a tu casa y más cuando la imagen para frente a tu misma casa cosa que hace más o menos 1 vez cada dos cuadras. En mi caso con mi familia no somos devotos del Cristo moreno pero si observamos la fe con respeto. La cosa se puso candente pues entre las vecinas tenían que decidir en cual casa se iba a parar la imagen. Entonces lo único que estaba claro es que frente a la nuestra no tenía que ser, pues los demás nos ganaban por goleada en devoción. Allí se armó la tole tole, pues empezaron a sacar los trapitos al sol de todas las naturales debilidades y merecimientos que tenían para recibir el honor. Todos venían a casa a quejarse y exponer sus motivos por considerarla punto neutral. Los cargadores de la imagen estan muy organizados y coordinan con las cuadras dónde van a parar para el debido homenaje.
Aquel día se observan alfombras de flores, arreglos, viandas y todo un ambiente festivo ante la llegada de la imagen, cuando cruzó la esquina se oían los cánticos y la banda . Habían mesas por toda la cuadra a manera de altares con réplicas de la imagen, me sentía intrigado por saber donde la cofradía de cargadores había decidido parar y dar el honor de tener la imagen por más tiempo. Intrigado miré por la ventana y para sorpresa mía paró frente a mi casa y todos le rindieron homenaje aquí frente a mi puerta, queríamos salir a visitar a la familia que vive al otro lado de la ciudad pero no nos quedó más que esperar a que la imagen se vaya y rendirle un silencioso homenaje, aunque muchas vecinas que ya no se hablaban por las riñas y devotos jaloneos hacia la imagen, limaron sus asperezas gracias a aquella parada en este su humilde punto neutral de devoción.

martes, 19 de agosto de 2008

Las madres Vicentinas y un gran tesoro


En mi trabajo de colaboración voluntaria con la Fundación El Arte de Vivir, con Jorge C. un entusiasta amigo y líder del grupo en Perú, nos fuimos por Chaclacayo a 28 Km al este de Lima buscando un local para el próximo curso de instructores que se va a realizar próximamente aquí en Perú. En nuestro grato peregrinaje llegamos a tener contacto con las madres de San Vicente de Paul en particular con la madre Paulina.
Paulina nos enseñaba las cómodas habitaciones la amplitud de la sala de exposiciones, la limpieza de los servicios higiénicos, y el mismo local irradiaba esa energía acumulada propia del fluir espiritual que trae la búsqueda constante de Dios, esta vez, desde la perspectiva católica. Pero Paulina nos matizaba como si fueran comas en un diálogo escrito diciéndonos "no se olviden que les enseñe antes de irse a mis tesoros".
Nosotros ya queríamos realmente saltarnos toda la visita para ver a esos tesoros que con tanto énfasis nos repetía Paulina.
Hasta que por fin, bajamos una escalera y observamos a distancia un local anexo pintado con alegres colores donde se albergan a 22 niños de 0 a 10 años que llegan con discapacidad física y la mayoría abandonados por sus padres. Las madres vicentinas los cobijan como hijos, los cuidan, los rehabilitan preparándolos para ser operados por una organización extranjera que en forma gratuita los rehabilita. Pudimos observar lo bien educados que están, las máquinas para que realicen sus ejercicios de rehabilitación, algunos postrados esperando ser operados, otros corriendo con muletas, un pequeñín llorando al vernos pensando que éramos fisioterapeutas quienes les hacen hacer ejercicios que muchas veces les resulta doloroso pero necesarios, en fin, niños con problemas en camino a superarlos, niños que han redescubierto que si es posible ser feliz. El albergue se autogestiona con el alquiler del local para retiros y de allí salen para mantener a estos 22 niños que llegan minusválidos y salen reconociendo que el amor transforma al mundo para mejor , que si se es posible ser feliz a pesar de las circunstancias que nos tocan vivir y que siempre existen personas que están dispuestas a dar servicio desinteresado. El albergue es temporal y una vez sanos tienen que dar paso a un nuevo niño que está esperando la transformación por amor. Las increíbles fotos nos muestran las rehabilitaciones a simple vista milagrosas, reconstrucciones físicas espectaculares pero la más importante, estos niños al irse se van con la seguridad que la felicidad es posible y que el camino y el fin es el amor. Felicidades madres Vicentinas desde aquí un emocionado abrazo.

lunes, 21 de julio de 2008

Leysi y su homenaje a la patria


Hoy leía la noticia que una cantante de cumbia Leysi suárez había posado desnuda en la caratula de una revista posando sobre la bandera peruana como se ve en la imagen de arriba. La congresista de la república Zenaida Uribe nos decía que esta actitud estaba contemplada en el código penal dijo:"En el Código Penal se considera como delito lo siguiente: El que públicamente o por cualquier medio de difusión, ofende, ultraja, vilipendia o menosprecia, por obra o por expresión verbal, los símbolos de la Patria o la memoria de los próceres o héroes que nuestra historia consagra, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de cuatro años y con sesenta a ciento ochenta días" esto parece muy relativo en una época ya no tan cerrada como esta, ¿hasta qué punto el cuerpo humano es una ofensa? ¿Nuestros héroes se sentirían ofendidos al ver el cuerpo de Leysi?
Lo cierto es que lo que buscaba Leysi y sus asesores de imagen era lograr notoriedad y lo logró más aún con la intervención de una comisión del congreso.
Por mi parte me parece un homenaje, mostrando nuestra bandera con lo mejor que en este momento Leysi pudo ofrecer.

lunes, 7 de julio de 2008

El misterio del televisor


Tendría más o menos 11 años y mi hermano 4, era pan de cada día el andar correteándolo pues su gran juego era darme una patada en la canilla e irse corriendo, cuando estaba a punto de ser atrapado gritaba pidiendo auxilio amparándose en lo abusivo que era el querer pegarle con tanta diferencia de edad.
Mi mamá ya estaba harta de tanto grito y revuelta y nos amenazó.
- En este momento me voy al baño, quiero que estén tranquilos, siéntense a ver televisión, no quiero ningún barullo, sino a los dos les saco el ancho.
Hablamos de aproximadamente 1977 , vivíamos en la hermosa ciudad de Trujillo y los televisores eran en blanco y negro, a tubos de rayos catódicos,marca Westinghouse aquellos que para poder ver la imagen completa tenían que calentar. Estos televisores eran muy grandes y pesados, y las mesas que lo contenían tenían que ser muy fuertes como así era el del televisor en cuestión, todo era un símbolo de solidez.
Temerosos del castigo nos sentamos a ver televisión con gran tranquilidad. Pasaron más o menos 30 segundos cuando sin movimiento sísmico alguno el televisor empezó a bailar y tambalearse sobre la sólida mesa. Nos miramos mutuamente con sorpresa nos pusimos de pie pero era demasiado tarde pues el pesado televisor se elevó en el aire para caer "de cara" o sea con la pantalla hacia el piso. El sonido fue aterrador y nuestras miradas sorprendidas.
De pronto se escucha el ruido del inodoro.
- ¿Y ahora que han hecho?
- Se cayó solo el televisor - le dijimos casi en coro.
- ¿Sólo? ¿y quien les va a creer? ¡esta vez si se pasaron!!!
- Pero estábamos tranquilos viendo cuando en eso se cayó.
Recibimos el castigo, esta vez injusto, mi hermano y yo sabemos que fue cierto lo que cuento, mi mamá quizá lea esto incrédula pues hasta ahora no se traga que un pesado televisor vuele solo por los aires trujillanos.

viernes, 27 de junio de 2008

Gracias a Monique y su secreto para ser fiel


Faltaba una semana para viajar a Buenos Aires, Argentina. Sentado manejando el auto, escuchaba junto a mi esposa un conocido programa radial aquí en Perú llamado "Los chistosos" en RPP (Radio programas del Perú). Entrevistaban a una conocida vedette nacional llamada Monique Pardo, contaba sus relaciones con Mick Jagger, años atrás en la selva peruana, su relación con el Dr. Valle Riestra, jurisconsulto muy conocido, en fin, contaba los vaivenes de su larga vida sentimental cuando dijo: "ahora a las señoras les voy a dar el secreto para que sus maridos sean fieles", aunque Ursula -mi esposa- lo niegue era notorio que aumentó su interés por lo que iba a decir Monique. El conductor, Guillermo Rossini, muy hábil dijo: "Sí Monique, da el secreto, pero después de los comerciales". Así que con gran expectación esperamos escuchando los comerciales en expectante silencio.
- Bien Monique, ahora si puedes darnos el secreto para que los maridos y parejas en general puedan ser fieles.- matizó Rossini
- Miren -dijo Monique algo risueña- si quieren que sus parejas sean fieles, solo tienen que hacer una cosa ¡exprímanlos!! No dejen nada dentro y veran que no tendrán opción y siempre los tendrán a sus pies.
Esa frase cambió la semana por completo, tanto así que ahora le agradezco a Monique por inesperado detalle.
Me fui a Buenos Aires definitivamente a recargar baterías y manteniendo mi fidelidad intacta, pero esta vez con mayor motivo que en otras oportunidades.

martes, 3 de junio de 2008

Con Guruji en Buenos Aires


La experiencia vivida en Buenos Aires al conocer al líder humanitario hindú Sri Sri Ravi Shankar a quien de cariño le decimos Guruji ha sido maravillosa. Pero ¿quién es Guruji?
Hace unos años atrás lo desconocía totalmente. Fue el gerente de la empresa donde antes laboraba quien me lo presentó al menos desde su obra. Recuerdo que este gerente pasaba momentos terribles producto del estrés producido por la pérdida de dos de sus seres más queridos y por la incertidumbre laboral. Hasta que en una reunión le comentaron sobre Guruji y su técnica antiestrés llamada Sudarshan Kriya (Kriya Yoga), fue en Alemania y se lo comentó el gerente de la planta de India. En Perú no existía sede de El Arte de Vivir nombre de la fundación que instruye sobre esta técnica así que decidió ir a Chile, país muy cercano a Perú a llevar el curso parte 1 y su vida cambió. Este cambio lo hizo traer una instructora al Perú y dar un par de cursos a los miembros de la empresa y a los clientes. Así fue que llegué a tener conocimiento sobre el Sudarshan Kriya y posteriormente sobre Guruji. El practicar el Sudarshan Kriya te da una sensación de felicidad indescriptible solo comparado a aquella sensación de enamoramiento, Guruji nos dice "la respiración tiene un gran secreto para ti" y es verdad. No me explico si la técnica es solo una manera distinta de respirar por que suceden cambios tan hermosos en la vida con su práctica diaria. Llegamos a tener conciencia que realmente un ser superior o alguna energía nos ha dado todos los materiales para llegar a la felicidad y depende de nosotros usarlo adecuadamente.
Guruji a sido nominado por 4 años consecutivos para ser premio Nobel de la paz por la solución de conflictos por sus innumerables iniciativas a lograr la paz en el mundo .
Sri Sri da conferencias en más de 40 países, nos recuerda que las grandes tradiciones espirituales tienen metas y valores en común. Alienta a las personas de diferentes religiones y tradiciones a juntarse y celebrar. Su amor, su sabiduría práctica y su total dedicación al servicio, inspira a personas de muy distintas culturas. Guruji le da una dimensión totalmente nueva a la espiritualidad, inyectándole el sentido jovial de la celebración y de la felicidad. A través suyo puedes ver el infinito, el solo estar en silencio con él abre tu mente a una comprensión indescriptible del universo.
Recuerdo su entrada al estrado. Yo flameaba mi banderita peruana (mi meta era invitarlo a que visite el Perú) y él lo primero que hace es acercárseme y pedírmela. La tomó y se puso a bailar con ella ante los cantos y la celebración de las más de 1000 personas que llevábamos el curso avanzado. Por la noche hubo una concentración por la paz abierta para todo público, más de 10000 personas en el estadio Gimnasia y esgrima de Buenos Aires con sus velas encendidas por un fin común: la paz del mundo. En un momento nos hizo que nos sentemos y relajemos para meditar. Se cantó 3 veces el viejo cántico de Om y como por acto de magia la mente se quedó en calma total, 10000 personas en silencio absoluto aquella ventosa noche bonaerense. Percibí que habían pasado15 segundos cuando escuché la voz de Guruji diciendo "Jai gurudev" volví al mundo y todos con sorpresa nos dimos cuenta de la relatividad del tiempo: habían pasado 35 minutos y la sensación era de la unidad cósmica con el universo. Nuevamente enamorado pero esta vez es un amplio amor universal. Siguieron canciones y celebraciones, Guruji nos recuerda que la naturaleza del hombre es la felicidad.
Ahora de manera voluntaria hago lo posible para que se dicten más cursos en Perú ya se han dictado en la cárcel de mujeres de Santa Mónica y recuerdo uno los comentarios de las chicas que decía entre lágrimas de felicidad "mi cuerpo puede estar encerrado aquí, pero esta sensación de libertad no me la quita nadie, soy libre sin importar lo que pase".
El arte de vivir en Perú a paso seguro está creciendo irradiando la paz, sin distinción alguna de raza, religión, forma de pensar u opción sexual, es solo el desarrollo del verdadero ser a través del redescubrimiento de los misterios que nos trae la respiración.

lunes, 21 de abril de 2008

Prosperidad


Giuliano preocupado por las finanzas recordó las clases de prosperidad que había llevado en un instituto metafísico. Su mente le dictaba los más atemorizantes miedos, la mente -como solo ella- podía expresar sus verdaderos miedos sin descanso cual martilleo maldito. Pero recordó que el mundo era una expresión de prosperidad, el inmenso mar, el aire que llenaba sus pulmones, el cielo, el universo con su infinidad de estrellas, los colores con sus matices, la vida misma incontenible, sabe Dios cuantos planetas habitados en el universo. Tomó su auto y se fue por la costa verde bordeando el mar con las ventanas abiertas a 100 km/h. sintiendo el viento y como casi se fundía con el mundo al sentir los chiflones de aire que lo acariciaban. subió al malecón caminó hasta casi llegar al filo del barranco, observó el mar y su inmensidad respiró profundo y su mente le dijo lo tonto que era de preocuparse habiendo tanta abundancia en el mundo. Su mirada se perdió en el mar y en la muerte del sol al fondo del paisaje crepuscular. Es en ese momento en que su mente perversa se perdió con el universo y se sintió caer. Golpeado volvió en sí en algún descanso de la profunda pendiente, siempre vio en los noticieros como los bomberos con su heroísmo acostumbrado salvaban vidas atrapadas en aquel barranco. Pero nadie lo había visto, con intenso dolor se paró, observó el tramo que tenía que subir y caviló si más fácil era caer. No. Había sido casi un milagro, el seguir cayendo le habría causado daños mayores o quizá la liberación final. A duras penas emprendió la subida. En ese momento solo quería a volver a su auto y olvidar las cosas de su mente.

domingo, 6 de abril de 2008

Su banco amigo


Las horas habían pasado volando. Ya solo le faltaba cerrar caja cuadrar todo, presentarlo a su compañero más antiguo para que verifique todo, su arqueo debiera coincidir perfectamente, firme el cargo y listo. Final del trabajo. Estaba contento todo estaba en orden en el banco, la capacitación había sido excelente y los clientes no habían mostrado molestia alguna.
- Hola César aquí está todo: el dinero, los vouchers, todo.
- Bien Andrés te felicito, ahora espera un poquito para verificar todo.
Andrés emitió un ajá acompañado con una sonrisa y un mirar al techo orgulloso por sus avances acelerados en el banco. Estaba en eso cuando observó cómo César se ponía serio.
- Andrés faltan 20 soles.
- ¿20 soles? Pero César si lo he contado dos veces todo cuadra perfecto.
- Pues yo no puedo firmar reconociendo todo son los 20 soles que faltan.
- Pero caramba César vuelve a contar de seguro te has equivocado.
- No, yo no firmo nada salvo que los devuelvas.
- ¿Devuelvas? ¿Qué estás insinuando?
- Bueno faltan 20 soles, sino cuadra todo te tendrán que descontar no hay otra.
- Pero César eso es lo que gano por día, no te malees.
César se alejó sin firmar. Andrés quedó dudando de él, no podía equivocarse tanto.
Después de unas semanas ya cuando Andrés estaba por olvidar el acontecimiento llegó al recuerdo al escuchar a Liz, otra cajera nueva.
- ¿Cien soles? ¡¡¡Pero César imposible!!!
Y Andrés sintió la desconfianza masajeándole la boca del estómago. Parecía que había carta libre para con los nuevos tomados como caja chica por el personal antiguo de confianza. La amistad con su banco se desmoronó desde dentro.

jueves, 20 de marzo de 2008

Su partida


Es cierto que ya habíamos terminado. También es cierto que empecé un nuevo romance muy pronto. Y ya cuando pensé que la había olvidado me llegó la noticia que se iba al extranjero ¿en qué me podía afectar si ya no la veía? Tenía una nueva rutina de amor. Unos labios me besaban a diario, un cuerpo me estrechaba. Unos nuevos oídos y unos labios acompasaban mis tertulias. ¿Qué me podría afectar? Pero la fecha de la partida primero se acercaba a gotas y después a chorros. Un día antes los amigos en común hicieron una despedida y llegué. La vi. Y un vaho de nostalgia invadió mi corazón. Allí estaba pero yo la extrañaba. Me hablaba pero estaba desconcertado por el divagar extraño de mi mente con la complicidad del cuerpo, entonces me vi abrazarla y tocarle la cabeza pegándola a mi pecho, busqué sus labios para unirlos a los míos nuevamente lo cual ella rehuyó con dignidad. Al día siguiente un auto negro como mi conciencia y mi nostalgia se la llevó al aeropuerto. Prendí un cigarrillo y observé como se perdía. Caminé por la ciudad por horas en compañía de un amigo y una retahíla de cigarrillos. Llegué a casa trasnochado y triste. Desayuné con mi viejo que notó el reflejo de lo que sentía en mi semblante.
- Te pondré música para que te alegres ¿qué a pasado?
- Nada papá.
Y la música sonó y ¿qué extraño no? Era la canción que tantas veces escuchábamos juntos, como si hubiera un alguien que programara la vida camuflado en casualidades y me la trajo de nuevo y la diluyó en el tiempo y temí no verla nunca más. Me solté a tantas resistencias producto de insensibilidades sociales que te hacen reprimirte. En ese momento descubrí lo bueno y digno que era llorar y reconocer lo que el corazón sentía y reventé en llanto y me perdí en mi nostalgia y los remordimientos de conciencia.

sábado, 1 de marzo de 2008

Papá te quiero Mucho




Al llegar a casa después de realizar múltiples actividades fuera, ya de noche, abro con cuidado la puerta a fin de no hacer bulla y despertar a mis amores. Siento unos pasos presurosos que vienen hacia mí. Es Pablo mi hijo que descalzo viene en pijama corriendo y se avienta sobre mi con un abrazo fuerte, colgándose de mi humanidad. El éxtasis de la emoción llega cuando me dice:


- Papá, te quiero mucho...


- Yo también- le contesto acariciándole la cabecita.


Regresa a su cuarto y espera que me de un duchazo para preguntarme:


- ¿Vienes a ver televisión conmigo?


- Si hijo, ahorita voy


Y nos juntamos a reírnos viendo Los Monsters o los Locos Adams, por que tiene la delicadeza de ver junto conmigo los programas de cuando era pequeño.


Llega un momento en que algo cómico ocurre, me río y no hay respuesta por parte de él. Ya se durmió. Entonces le beso la frente y le digo a su subconciente "Te quiero mucho hijo, que Dios te bendiga, ilumine y proteja".


Voy hacia mi habitación, donde yace cansada mi otro gran amor y me pongo a agradecerle a Dios por tan hermosos detalles que ocurren al margen de estrecheces u opulencias económicas. Pero sé perfectamente por experiencia desde el otro lado del personaje que la magia de la imagen "papá bueno" se pierde probablemente con la adolescencia. Pero mientras, disfrutemos estos 9 años de mi hijo y la magia de ser todavía un héroe. Estaré lo más atento posible para que su adolescencia rompa el encanto tan sutilmente que se invierta la figura pero no de héroe a villano sino de héroe a admirador, aunque desde el primer momento que me enteré que tendría un hijo fui su admirador, admirar el misterio de la vida y de Dios, sus múltiples procesos a través de él.

martes, 19 de febrero de 2008

Fraude


El aroma de incienso lo invadía todo. Harold entró con un poco de temor y preguntó por el maestro a una mujer que lo miró de pies a cabeza. La mujer tenía un aire propio de ser de la selva de Perú, la sensualidad emergía de forma natural como un agradecer a la vida.
- Buenos días ¿atiende el maestro?
- Sí, espere su turno.
Se sentó en la sala de espera, ojeó con la mirada toda la estancia tratando de encontrar algo en qué entretenerse, descubrió colgado en la pared recortes periodísticos encuadrados donde se hablaba de los aciertos del maestro y de la efectividad de sus artes de la magia.
Salió la mujer. Harold solo atinó a disfrutar el movimiento de sus piernas apenas cubiertas por una minifalda. No obstante la belleza, no tuvo tiempo de recrear su pensamiento en una escena amatoria, su mente estaba en el brujo y dar rienda suelta a su venganza.
- Pase- le dijo la mujer- el maestro lo espera.
- Gracias.
El maestro lo esperaba sentado en posición de loto encima de una estera. El ambiente se presentaba difuso producto del humo que Harold no pudo descifrar que lo provocaba pero el aroma era agradable y relajante, Harold empezó a sentir sueño.
- Siéntate y relájate - dijo el maestro.
- Maestro yo quiero...
- No, no me digas nada- en ese instante tomó sus cartas y empezó a leerlas. A su costado tenía una botella con un líquido verde, tomó un trago, gargareó y lo expulsó por encima de Harold formando una nueva nubosidad pero esta vez refrescante. Era la sensación del amanecer y sus rocíos sumado a un aroma herbal.
- Te han robado y quieres que a esos malditos les vaya mal. - Susurró el maestro con convicción. - Mira- continuó el maestro- no es necesario odiar, el universo se encarga de corresponder a cada uno de acuerdo a sus actos.
- Pero maestro - intervino Harold- esos desgraciados se meten por internet, crean virus y roban a la gente, se ocultan tras sus programas y gusanos informáticos, yo quiero saber si usted les puede hacer pagar por eso. La tecnología no puede con ellos pero ¿qué me dice de la magia? ¿Puede maestro con ellos? ¿Puede hacer algo con esos malditos?
El maestro abrió los ojos y miró fijamente a Harold. Era un reto lo que se presentaba. Harold pensó en los recortes periodísticos de la sala de espera, intuyó que el maestro le leía el pensamiento así que decidió pensar en los recorte y tentar su poder. El maestro tomó su rostro con el índice y el pulgar de la mano derecha a la vez que fruncía el ceño. Respiró hondo.

sábado, 9 de febrero de 2008

Lo que Dios a unido...


Hace unos días me invitaron a un matrimonio católico. El ritual me parece muy hermoso. No obstante existen muchas cosas a las cuales discrepo. Entre ellas es el empezar haciendo culpable a la gente "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa" con golpes de pecho y todo. Otra fue el sermón del cura:
- Los matrimonios se separan, los hombres y mujeres caen en la infidelidad, discuten, se cansan ¿por qué sucede eso?- y las personas asentían como si el cura esté leyendo sus historias. - ¿por qué sucede eso?- todos boquiabiertos no daban con la respuesta. Yo tampoco.
El cura miró a los feligreses como buscando una respuesta.
Después de un silencio largo remató con fuerza.
- ¡¡¡¡Por el pecado!!!! El pecado es la que crea todas las desgracias del matrimonio...
Y después de recrearnos con las experiencias del pecado y el olvido del compromiso nos dijo:
- Lo que Dios a unido el hombre no lo puede separar ¿me escuchan? Lo que Dios a unido el hombre no lo puede separar.
Reflexionando sobre esa frase entonces veo que hubo una contradicción. El ritual supone la unión ante Dios de los contrayentes. Pero en la práctica el mismo cura dijo que los matrimonios se andan separando, entonces el ritual no está expresando la unión hecha por Dios por que entonces ¿por qué la gente se separa? Desde mi modesto entender cuando Dios une a dos seres no requiere ritual alguno. Simplemente la unión amorosa de dos corazones. Y fluye de manera natural sin más compromiso que vivir el presente. Aunque yendo más allá si todos formamos parte de un mismo universo y somos una unidad, entonces siempre estamos unidos, unidos por el universo, por Dios, por el amor, solo falta tomar conciencia de ello. Somos olas del mar pero aveces pensamos que estamos separados de él, quizá llegue un momento en que tomemos conciencia del mar. ¿cuando será ese día? Quizá la aventura de la muerte nos develará el misterio.

martes, 22 de enero de 2008

Sin tí, no viviría.


Como es normal en toda relación de pareja aveces hay algunos desacuerdos por aquí y por allá. Ahora después de un pequeño desencuentro me pongo a pensar que si no fuera por ella hoy no estaría vivo. Pero no lo digo desde el punto de vista romántico clásico y trillado de "no poder vivir sin ti" sino de manera literal. Pero su gran hazaña no fue un heroico acto producto de una decisión directa sino fue por casualidad cual enviada por un diestro destino.
Recuerdo era el año de 1992 estaba en amores con una bella mujer pero debo ser sincero que la cosa ya no estaba marchando bien. Por otro lado Lima desde ya hace algunos años se veía azotada por el terrorismo cruel y ya era clásico que se escuchen bombas explotando los viernes o sábados días predilectos de estos asesinos.
Mi enamorada de aquella época trabajaba en una farmacia en Monterrico cerca de la avenida El Polo. Casi a diario la recogía a las 20:00 horas como a veces demoraba más rato, en la esquina donde estaba el Banco de Crédito me compraba un cigarrillo y me ponía a conversar con la señora que los vendía hasta que ella llegaba. Debido al casi ritual cigarrillo y tertulia, había nacido una relación amical con la señora, la cual lucía siempre una pañoleta cubriéndole la cabeza, esto era por que sufría de cáncer y estaba siendo sometida a quimioterapia. Aquel viernes me encontré con mi enamorada, la llevé a su casa y ya no recuerdo por qué, terminé discutiendo de algún tema, que mi pensamiento de regreso era resolver la interrogante de si ya se había extinguido el amor en la relación. Realmente ahora por experiencia sé que nunca estos desencuentros son realmente por algo puntual sino que estos son acumulativos por muchos pequeños detalles que van minando la armonía. Ya al otro día amanecí con la idea de ir por la noche como siempre quizá para amistar o quizá para definir algo. Por la tarde le comentaba a mi papá sobre el asunto y él con su practicidad en asuntos de amores me decía "dale de baja a la situación" "la cosa es muy fácil si ya no se llevan se tienen que separar, sino sufren por las huevas". Estaba en esa conversación cuando sonó el timbre y era Ursula, en ese momento mi vecina y hoy mi señora.
- Hola Jorge, mira la próxima semana se casa mi hermana y hoy le vamos a hacer su despedida y como tu eres su amigo creo que sería bueno que vayas. - En ese momento no había premura por ir en la noche a pasarla mal con la pareja así que acepté de inmediato.
- Claro, ¿dónde va a ser?
- En la casa de unos tíos en San Isidro, nos vamos a ir en auto así que allí nomás te acoplas, estamos saliendo a las 8 ¡ah!! eso sí cada uno va a dar 10 soles.
- Uy toy misio ¿no me podrías prestar?
- Mmmmm bueno pero sé puntual.
Esa noche fue espectacular para mí. Bailé con Ursula y fue sensacional, allí se aclaró más mi panorama sentimental. El lunes volvería a finiquitar y el domingo por supuesto que iria a visitar a Ursula.
Lo curioso y trágico vino con los periódicos de la mañana del domingo. Un atentado con coche bomba al Banco de Crédito de aquella esquina había destruido el local y los muertos habían quedado regados por la pista, entre ellos mi amiga la vendedora de cigarrillos que combatía con valentía contra el cáncer pero cayó ante el egoísmo de gente que no tolera más idea que la suya a costa de muerte y destrucción.
Fui a visitar a hasta ese momento mi enamorada y lo curioso fue que se molestó que aquel sábado no fuese.
- ¿No sabes lo que es estar buscándote entre los cadáveres regados y todos esos escombros? ¿ Y tú? ¡Feliz de la vida en tu casa!!!
Nunca le dije que no había estado en mi casa, pero mi situación amorosa quedó clara.

viernes, 11 de enero de 2008

¿Qué será de Lucho el del espiritismo?


Terminó la clase y caminé por los pasillos de la universidad junto con Gustavo, Oscar y Mariella. Al salir nos encontramos con Lilian. Siempre vestida de negro y luciendo un collar de chaquiras. Cada vez que la veíamos se nos venía a la mente sus sesiones de ouija de la cual era aficionada y nos había convencido que la apoyemos en sus aclamaciones con seres de ultratumba. Esta vez la acompañaba una amiga que había venido de otra universidad intrigada por las comunicaciones interastrales. De repente llegó Lucho. Pelo largo, caminar desgarbado y buen ánimo parecía sacado de una banda de rock.
- ¿Vamos al quinto piso? - dijo Lilian mirándonos a los ojos con complicidad de travesura. Todos asentimos y sacamos nuestros tableros que no eran más que hojas bond con dibujos de las letras del abecedario, los números y el Si o No, todos encerrados en circunferencias como para que la moneda, instrumento de comunicación, encaje perfectamente de acuerdo a las decisiones del espíritu interpelado.
Cuando subíamos rumbo al quinto piso, corriendo nos atajó el vigilante de la facultad.
- ¿Otra vez van a hacer su espiritismo? Esta vez no. Aqui no, pues no me dejan dormir en las noches los "hurtos" ¡Como ustedes no pasan la noche acá les llega!! Si lo hacen hablo con el decano.
La sesión empezó. Pero esta vez buscamos una facultad tranquila donde no nos conozcan.
Todos pusimos nuestro dedo índice derecho sobre la moneda. Los tableros estaban apilados unos sobre otros. Lilian dirigía la sesión.
- Espíritus que habitan aquí manifiéstense.- Nada.
- Espíritus que habitan aquí manifiéstense.- Continuaba Lilian una y otra vez con calma.
- ¡¡¡Se está moviendo!!!- dije emocionado.
- ¿Estás allí?- Lilian presta a empezar la conversa con el espíritu.
- Sí - Contestó sobre el tablero.
- ¿Cómo te llamas?
- César- dijo el desconocido
- ¿Cuál es tu misión?- Tranquila y feliz Lilian continuaba ante nuestra pasmada atención.
- Quiero el alma de Lucho.
- ¿Qué?- dijimos todos.
- Quiero el alma de Lucho.- Lucho estaba a mi costado al igual que todos lo miré: estaba pálido.
- Puta me siento mal carajo. - dijo Lucho. Con mi mano izquierda (la derecha estaba ocupada en poner el índice sobre la moneda) palmee a Lucho para tranquilizarlo. Al hacerlo me pasó una corriente eléctrica parecida a cuando tocamos con la mano húmeda la pantalla del televisor. De inmediato dejé de tocarlo pues me invadió un miedo que me decía que podía ser contagiado por la corriente espiritual y cambiar el menú de "César".
- Lucho tranquilo- dijo Lilian desconcertada.
- ¿Cómo chucha voy a estar tranquilo si parece que me desmayo ¡ayúdenme!!!- Lucho casi lloraba. La amiga de la otra universidad dijo:
- Ya Lucho reza un Padrenuestro.- En ese instante la moneda empezó a moverse a velocidad pero con una ligera inclinación provocando la rotura de la primera capa de papel o tablero.
- Puta madre, yo no sé rezar.
- ¿Cómo? - todos le reprochamos.
- Carajo Lucho que ¿no sabes el Padrenuestro? - le dije.
- No, no sé ¡ayúdenme!!- La amiga de otra universidad (discúlpame que no recuerde tu nombre amiga) le dijo:
- Repite conmigo Padre Nuestro que estás en los cielos...
Y Lucho repitió. Pero los papeles "ouija" seguían rompiéndose y a ese ritmo nos íbamos a quedar sin Lucho. Ya Lucho casi no podía repetir y era como el décimo padre nuestro que rezábamos.
Observé a Lilian nerviosa al igual que todos, ya no se le ocurría decir más que seguir con la oración comunitaria. Parecía un problema sin solución. Derrepente la amiga de otra universidad dijo con voz alta y autoritaria:
- Yaaaaaaa, ¡señor Jesús!! ¡Ven a ayudarnos!!! ¡ Tu prometiste que si dos o tres se reúnen en tu nombre estarás al medio de ellos!!! ¡ Cumple tu promesa!!! ¡Hazte presente!!!
Y una sensación de paz nos invadió. La moneda seguía girando cada vez a menor intensidad como si solo se tratara de una inercia espiritual. El color de Lucho volvió a su dimensión natural. Creo que para todos había sido el fin de nuestra investigación espiritista. Lo curioso que Lucho era muy relajado en cuestión de estudios, estaba ya muy cerca de ser expulsado por bajo rendimiento y después de esta experiencia cambió 180 grados. Se convirtió en un alumno aplicado.
Al encontrarlo después de unos años, él cursaba el último año de Ingeniería Química. Yo ya había egresado pues soy de una promoción como tres años anterior.
- ¿Cómo estás Lucho?
- Todo bien.
- ¿Y ahora ya sabes rezar?
- No, pero ahora me llama la curiosidad de aprender las cosas del mundo aunque hay algo que no me explico.- Se abrió la camisa y me mostró 2 números seis y un tercero a medio formarse.
- No sé por qué me aparece esto ¿sabrás algo?
- No jodas te lo has tatuado de seguro.
- Te juro que no Jorge, si quieres mañana nos encontramos pa que veas que cada día avanza un poquito más.
Nunca más lo vi a Lucho, hoy me encontré con una chica de su promo, voy a preguntarle si sabe algo de su vida ¿total? Ya han pasado casi 16 años de esto.


-