sábado, 4 de abril de 2015

La tecnología Azul en Betico

 
Betico observó tres tomos cuyo título decía "50 sombras de Grey" y en los últimos tres días a su pareja, acostumbrada a ser dinámica en todos los aspectos de su vida, la encontraba devorándose los libros con una rapidez nunca antes vista.
Lo curioso y novedoso que su machista y acostumbrada fogosidad sexual perseguidora, que se espaciaba poco a poco a manera del inexorable paso de los años, se invirtió ante los ahora fogosos requerimientos de su mujer.
Todo empezó, o mejor dicho recomenzó cuando se afeitaba tranquilamente cantando "tropecé de nuevo con la misma piedra..." y su mujer le metió un pellizcón en la nalga derecha pidiéndole que se bañe por que estaba dispuesta a toda fantasía a la vez que le tanteaba sus intimidades frontales.
De pronto Betico ya sea por los años o ya sea por la sorpresa, no levantó con la rapidez juvenil, de aquellas épocas cuando era él que tomaba todas las iniciativas ante los muchas respuestas de "después". "no tengo ganas" o el más clásico "me duele la cabeza" aunque los científicos han publicado miles de veces que el sexo quita la migraña más fuerte.
Preocupado Betico se echó en la cama prendió la tele y confirmando su eterna sospecha que somos la literatura de algún pendejo que nos maneja a su antojo con perversos guiones al que tenemos el desparpajo de llamarle Dios, en la tele -en canal 11, uno de los canales menos vistos- Ricardo Belmont hablaba maravillas de una pildorita azul que había repotenciado su vida sexual.
Betico siempre fue precavido para la automedicación y de inmediato se fue a una consulta médica.
- Señor yo lo noto joven pero si quiere probarla se llama Sildenafilo, empiece tomando la de 50 mg más o menos si esta con el estómago vacío el efecto lo va a sentir en una hora pero si come grasas o abundante comida junto con la pastilla puede demorar más. Y si la acompaña con alcohol el efecto disminuye y hasta se vuelve nulo.
- Doctor, pero ¿después me quedo levantado hasta que pase el efecto???
- No. Solamente la pastilla aumenta el ingreso de fluído sanguíneo cuando hay estímulo, sino, no pasa nada, no se preocupe.
Bien, ahora el problema era acercarse a la farmacia a pedir la receta.
- Señorita un favor esta receta.
- ¡Mira Tony!!! ¡Otro señor con la clave 69!!!
- ¿Quien?
- Acanga - señalándolo a Betico.
- Hay que decirle a la doctora que pida más cajas ¡como a aumentado la demanda!!!
- Aqui tiene señor y buen provecho.
Betico se retiró avergonzado y ruborizado.
Una hora antes de acostarse la tomó. Su mujer ya andaba por el tercer tomo de "50 sombras de Grey". Hizo tiempo para que pase una hora so pretexto de escribir un trabajo en la compu.
Se acostó al cabo de una hora y en su vida no recordó una noche más maravillosa.
Betico no cree en Dios pero al amanecer le dijo: "si por casualidad existes, bendice a todos esos científicos que crearon esta maravillosa tecnología azul".
(imagen de