Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Encuentro en la escalera

Imagen
Desde que leí el libro de metafísica de Connie Mendez estoy casi convencido que la mente tiene un poder. En mis periplos por la ciudad ya sea visitando amigos o buscando clientes,  me cruce por la casa de los padres de un gran amigo dela universidad. Recuerdo largas charlas con ellos disfrutando anécdotas de toda índole. Los añoré tanto que en ese momento tuve el deseo mental de volver a verlos. Bien, pasaron más o menos 4 días, estaba en un centro comercial, bajaba por la escalera eléctrica cuando con el rabillo del ojo los veo. De inmediato di media vuelta y dándole la contra a la escalera empecé a subir. Al comienzo realicé esta tarea sin problema pero al llegar a la cima resbalé, teniendo que gatear para no perder la posición. Mis amigos ya me habían ubicado al igual los demás transeúntes que rodeaban la escalera para ver con mayor precisión mi hazaña. Al ver que la velocidad de mi gateo era la misma que la velocidad de la escalera decidí rodar hacia un costado para salir del círc…

Una hermosa piedra

Imagen
Después de mucho tiempo me reencontré en Lima con un querido amigo ecuatoriano, en otras oportunidades siempre andaba muy bien acompañado por su esposa quien lamentablemente hace unos meses partió al otro plano. Nos fuimos a almorzar comida vegetariana y como sobremesa me contó la siguiente historia: “Desde que partió mi señora he ido poco a poco cicatrizando las heridas pues la nostalgia de su recuerdo estaba en cada milímetro de la casa y de las calles que frecuentábamos en Quito. Con el correr del tiempo fui superando la gran pena amortiguado por su sentida y metafísica presencia. Ahora estoy bien, me siento bien, pero al llegar a Perú fui por las calles de Barranco y me partió nuevamente el dolor. Sentí que mi corazón era apretado con fuerza por la nostalgia. Respiré, traté de calmar mi mente, pero ésta iba a mil por hora, escribí con el What app a una amiga boliviana y le comenté lo insoportable de mi dolor y que me quería ir de regreso a Quito de inmediato. Ella me…