jueves, 29 de agosto de 2013

La Granja Humana


Muy niño mi abuela Fausta me enseñó a rezar. Desde allí todos los días antes de acostarme honraba en mis oraciones a Jesús, la Virgen María y a mi Ángel de la Guarda. Ese fue mi primer contacto racional con Dios.
Al llegar al colegio Claretiano de Trujillo -colegio de curas- me llegó una novedad que me causó algo desconcertante y especial: Jesús había muerto por nosotros, se había sacrificado por nosotros. Nos hablaron de que antes se sacrificaban animales para Dios y que Jesús había cambiado todo ello. A mis 6 o 7 años si bien no me cuadraba la idea, seguía con mis mágicos momentos nocturnos de oración. He seguido todos los rituales de la iglesia Católica, incluso hasta muy joven iba a misa los sábados y domingos,  y saqué excelentes notas en los cursos de religión.
Pero en todos esos y estos años le he dado vuelta a la cabeza al extraño sacrificio y llegué a la conclusión que lo del pecado original era una carga antinatural necesaria para crear una culpa y poder manipularnos desde el punto de vista de la víctima. A manera que fui indagando me di cuenta primero gracias a los cristanos evangélicos, moromones, testigos de Jehová, musulmanes después con los Hare Krisna terminando con los hinduístas y budistas que existían otras formas de ver y sentir a la divinidad. Me fui volviendo más espiritual y menos religioso. Aprendí a respetar a todas las religiones hasta el límite de cuando dicen que son el único camino. Allí sí paren el carro. Algunos pensaban que era ateo pues creen que si no pertenezco a su religión no creo. Mas no es así. Hasta ese momento lo veía a Dios como un rayo de luz blanca que al incidir sobre un prisma se descompone en rayos de diversos colores así tenemos al Dios Verdadero que se manifiesta como Yahvé (Jehová), Alah, Trimurti (Brahma, Visnú y Shiva en la trinidad hindú), Wiracocha,  etc,etc.
En mi curiosidad por conocer ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿a dónde voy? he podido leer libros sagrados como la biblia, el corán, bhagavah Gitá, el libro de Urantia. En paralelo un primo me recomendó la lectura de las obras del escritor suizo Erich Von Daniken, y me han dejado la impresión clara que lo que denominamos dioses son seres ya sea humanos o parecidos de otros mundos con mayor tecnología y conocimiento que se hacen pasar por el verdadero Dios.
Hace pocas semanas descubrí a un viejo autor llamado Salvador Freixedo que nos explica como de ser un sacerdote jesuita a pasado a ser un investigador de fenómenos religiosos. Nos dice Salvador que al estudiar teología y la historia de Yahvé le sorprendía la "humanidad" que tenía pues exigía sacrificios, amenazaba, celaba y hacía peregrinar a su pueblo. Salvador compara esta forma de actuación con Huitzilopochtli del pueblo mexicano cuyas siete tribus son llamadas a dejar su tierra y buscar la tierra prometida (que ahora es Ciudad de México). La misma historia con diferencia de tiempo y geografía. La similitud es tal que incluso se repite la orden de circuncidar a todo varón en ambos casos. Freixedo sospecha la existencia de dioses con minúscula que se repiten a lo largo de la extensa historia de la humanidad que se hacen pasar por el Dios Verdadero que no está representado en ninguna religión. Para ser más claro voy a transcribir unas breves frases de la introducción de su libro "La Granja Humana": "La gran tesis de aquel libro sostiene que la Humanidad es una granja de los «dioses», entendiendo por «dioses» unos seres racionales, de ordinario invisibles, superiores al hombre en entendimiento, que en fin de cuentas son los auténticos dueños del mundo". Nos habla que hay 2 tipos de dueños los invisibles: "En el orden de las ideas trascendentes, los hombres creemos lo que ellos nos han hecho creer —y éste es el origen y la esencia de todas las religiones— y en cuanto a nuestros conocimientos de la Naturaleza, sabemos lo que ellos nos han dejado saber".  y los visibles: "Pero volvamos a los forjadores de la historia diaria; a los dueños visibles de este mundo; a los causantes de las infantilidades y los horrores que los periódicos del mundo entero recogen con prontitud y nos presentan con alborozo todas las mañanas en sus primeras planas. Podríamos dividirlos en cuatro clases: políticos, militares, maníacos del dinero y fanáticos religiosos".
Hace un tiempo escuché en la radio una frase  de un biólogo cuyo nombre lamentablemente no recuerdo, pero dijo: "¿sabían que por ejemplo las hormigas no saben que existimos?". Esto me hizo reflexionar que las hormigas sienten, sufren y gozan el resultado de nuestras acciones pero no saben de dónde provienen esos efectos, así entonces nosotros podemos sentir, sufrir y gozar los efectos de las acciones de seres que no podemos ver ni saber que existen.
Volviendo a Freixedo nos dice que las apariciones de seres religiosos buscan congregar gentes, la mayoría de veces para causar miedo y hacer profecías terribles (ejemplo: las profecías de Fátima). Al pueblo hebreo lo martirizó con sus celos y molestias y no los hizo peregrinar por el lado más corto hacia la Tierra Prometida sino los hizo caminar por 40 años en vez de un viaje de unas cuantas semanas. Lo mismo con el pueblo Mexica que peregrinaron por casi 200 años. Devido a la evolución intelectual y tecnológica del ser humano hoy en día las apariciones manipulativas es en base a "contactados" que reciben mensajes y congregan gentes al rededor de seres del espacio. Por ello el nombre de "La Granja Humana" porque al igual que un ganadero le sirve muy poco tener una vaca, sino miles para que el negocio sea rentable, éstos seres necesitan muchos seguidores para tener algo valioso que todavía no sabemos que es, pero que proviene de la energía la mayor parte de las veces producto del miedo  y en las menos de la devoción y paz interior.
Muy interesante y recomendable leer y escuchar los audios de las obras de Salvador Freixedo y descubrir con él una de las más interesantes hipótesis para explicar el misterio de este mundo y de nuestra propia vida.
En internet encontramos libros de Salvador Freixedo en PDF para ser leídos entre ellos
http://teatrevesadespertar.files.wordpress.com/2010/09/freixedo-salvador-defendamonos-de-los-dioses.pdf
http://es.extpdf.com/la-granja-humana-freixedo-pdf.html#a3
 Se puede escuchar una entrevista en: http://www.youtube.com/watch?v=3q4qShxO9K0

lunes, 5 de agosto de 2013

El Secreto de los Santos


A mediados de los ochenta Lima tuvo la visita del Papa Juan Pablo II el cual fui a ver en la reunión para jóvenes realizada en el Hipódromo de Monterrico.
Me impresionó mucho a mis 17 años la buena vibra o energía positiva que sentí. Me dio una increíble sensación de paz y el optimismo que un mundo mejor fuera posible me invadió.
Con el correr de los años mis ideas con respecto a la religión fueron cambiando debido a la curiosidad de poder saber que hay más allá de las creencias que me enseñaron en la familia y mi país, sin perder el respeto por ellas y más por sus seguidores pero sintiendo que el profesarlas y creer en ellas como único camino son el más grande peligro para la paz mundial..
El 2002 tuve ocasión de llevar el curso de El Arte de Vivir en la empresa donde trabajaba y me gustó la sensación de paz que me produjo llevándome a ahondar más en el genial creador del curso el líder humanitario hindú Sri Sri Ravi Shankar que es tratado por grandes grupos de personas como una especie de santo.
Fui a Argentina a un curso donde él intervenía y la sensación nuevamente como aquella con el Papa pero quizá más fuerte, más intensa, una alegría y felicidad inmensa me invadió. 
Al retornar a casa compartí con mi hijo y mi señora esta inolvidable experiencia.
Pasaron los años y Sri Sri Ravi Shankar visitó el Perú país donde sus seguidores son escasos . Mi señora,  amistades y familiares fueron a verlo pero tanto ellos como  yo no tuvimos aquella experiencia espectacular como en Argentina.
Tuve ocasión de preguntarle alguna vez al mismo Sri Sri sobre el por qué de la variedad de esta experiencia y nos explicó la importancia de la fe: "si crees con fe que ese pajarito (justo empezó a cantar un pajarito) te va a dar todo lo que necesites pues te lo dará". Después me llegó un mensaje donde explicaba la importancia de los devotos para un lider, un guru, un representante de alguna espiritualidad. Contó la historia de un seguidor suyo que al quedarse sin carga en el celular tomó una foto suya y le pidió que le recargase puesto que no contaba con energía eléctrica ni el cargador respectivo. Milagrosamente éste se cargó y desde ese momento ese devoto no usa más que la foto del maestro para recargar su celular. "sin embargo -nos dice Sri Sri- yo mismo no puedo cargar mi celular y necesariamente tengo que usar el cargador con energía eléctrica" con ello nos explica el poder de la devoción y la fe.
Leyendo el blog de un amigo mexicano Gabriel Revelo, éste narraba la increíble experiencia que había tenido con la visita del no tan carismático Benediucto XVI y el como había cambiado su opinión sobre éste. Me imagino Gabriel habrá tenido similar sensación que tuve con Juan Pablo II a mediados de los ochentas.  
Por último hablaba con un amigo que es pastor evangélico y me decía que el gran problema del mundo es la ausencia de Cristo en el oriente en especial en China. le comenté que lo que me decía era terriblemente preocupante pues hay que saber respetar la pluralidad de creencias incluyendo las agnósticas y ateas.
Entonces concluyo que las sensaciones y experiencias están directamente relacionadas a la cantidad de devotos presentes y a la fe que estos tienen y que ha sabido despertar el líder. Por ello fue considerable la diferencia de experiencias vividas en Argentina y Perú. Allí está el gran secreto de los santos: en la concentración de fe y devoción y en la cantidad de devotos. Y el gran peligro del mundo es el creer que por que vivi una experiencia fantástica con un camino este camino es el exclusivo que el mundo debe tener. La exclusividad de la verdad un peligro para la paz mundial.
(imagen extraída de Radio Bulgariahttp://bnr.bg/sites/es/Lifestyle/HistoryAndReligion/Pages/Templos_9_12_12.aspx).