Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

¿Hacer es poder?

Imagen
Corría el año de 1999 y a finales de enero me había estrenado como papá. No tenía automóvil ni licencia de conducir pero el andar de un lado a otro con un bebé me llamó a la necesidad de comprar un auto.
Cuando adolescente había dado un par de vueltas de manzana con el auto de mi viejo, pero al escucharlo quejarse que después de mis maniobras la palanca de cambios había sufrido alguna molestosa variación decidí con rebeldía "nunca más manejar su auto". Averigué una escuela de manejo. Aqui en el barrio de Ventanilla costaba 100 Nuevos Soles, lo mismo que el examen de manejo. ¿Y si me inscribo en el examen de manejo para ver como es sin todavía ir a una escuela?
No sé que me pasó aquel día pero no le di vueltas mentales y me enrumbé a pagar el examen. Una vez hecho el pago -me conozco algo- no había marcha atrás. Aprobé el examen de letras que fue de lo más fácil pues solo habría que estudiar (en la Universidad de San Marcos muchas veces el estudiar no te aseguraba el aprobar…