viernes, 27 de enero de 2012

La exagerada Norma



En los últimos años de Ingeniería Química en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos llevé un curso electivo muy interesante llamado Ingeniería de los Alimentos. En éste entre tantos productos y tecnologías aprendidas estaba el de preparación de salchichas. Viendo este video, al cual llegué buscando el que Úrsula -mi señora- muy a fin a los embutidos desistiera de su consumo, puesto que en su elaboración se usan carnes (y yo soy vegetariano) denominadas “industriales”, donde pueden ser de animales que normalmente no comemos como equinos y équidos, además entran partes que normalmente no son comerciales como tendones, grasas y nervios.
Mi profesora fue la excelente ingeniera cuzqueña Norma Salas de la Torre. Cuando llegamos a la parte del proceso de embutido, ella nos pidió que nos lavásemos las manos cada 5 minutos. Para ello, la planta piloto de la universidad tenía lavabos relativamente a la mano con su respectiva agua y jabón. Empezamos el proceso a las 4 de la tarde, desde ese momento Norma nos repetía “lávense las manos”, “¡5 minutos!!! ¡a lavarse las manos!!!”
En mi mente decía “que exagerada la profe”.
- Bien señores siendo las 8 de la noche, me retiro, no se olviden de lavarse las manos cada 5 minutos. - la profesora se fue.
Ahora si podíamos expresar nuestro malestar.
- Pero ¡que exagerada la profesora!!! lavémonos cada 10 ó 15 minutos.
Así lo hicimos.
Terminado el producto al cabo de unos días la profesora programó una degustación. Curiosamente había oredenado la producción por horas, así teníamos las salchichas de las 5 de la tarde, de las 6, 7, 8, 9 y 10. Recuerdo que el decano de la facultad como algunos  profesores degustaron los productos de las 4 y 5. Todos llegaron a la misma conclusión: Riquísimas.
Retirados los invitados la profesora llamó a todos los alumnos.
- ¿Probaron las salchichas? ¿Que les pareció?
- Buenísimas profesora.
- Bien. ahora prueben éstas.- y nos dió las salchichas embutidas a partir de las 8.
Estaban ¡rancias!!!
- No se lavaron las manos ¿si o no?
- Nos lavamos cada 10 minutos- le dije triste.
- Seguramente habrán pensado que era exagerada ¿no? - asentimos tristes - no se preocupen es parte de la enseñanza, pero eso sí se las comen todas, no les va a caer mal pero por el sabor ya no son comerciales ¿entienden?
- Si profesora hemos aprendido la lección.
Magistral ingeniera Norma Salas. En ese momento dejó de ser la exagerada Norma.

No hay comentarios: