miércoles, 3 de febrero de 2010

Flor de un día


Había un cliente que demoraba en pagar, no por falta de solvencia sino por tiempo para ir al banco de manera que le planteé la posibilidad de visitarlo y gustoso me dijo la hora más adecuada. En el camino en el distrito de Surco decidí ir por la Av. Castilla pero recordé lo fastidiados que estan los que pasamos por Surco por que está prácticamente destruida. No sin renegar me fui por Benavides y pasando el ovalo de Higuereta veo un pequeño anuncio en una oficina solicitando un Ing. químico para ventas técnicas lo cual me agradó como idea y decidí después de cobrar exitosamente a mi cliente visitar. Tuve 2 entrevistas en la segunda acordamos un sueldo pero me dijeron que me comprometa a estar con ellos de 2 a 10 años, somos una empresa seria que requiere un compromiso de su personal de manera que no nos vayas a abandonar a los 2 años y toda nuestra inversión se pierde, tampoco queremos de pretexto que tienes que dictar un curso y no puedes viajar a provincias, te queremos concentrado con nosotros. Acordamos que empiece el 1 de febrero para lo cual empecé a hacer los arreglos necesarios tanto para mis clases de El Arte de Vivir como para el negocio de las almohaditas terapéuticas .
El 1 de febrero estuvo muy entretenido en una capacitación con el material técnico y visitando empresas acompañando los repartos. El 2 de febrero llegué puntual y el gerente me llama "hemos perdido la representación de la marca que queríamos que vendas de manera que..." el hombre tragó saliva y me alcanzó un dinerito. Tomé mi cuaderno nuevo de apuntes y mi agenda y me alejé pensando después de haber delegado algunas cosas que nueva misteriosa aventura enrumbar.

No hay comentarios: