miércoles, 1 de abril de 2009

Alvaro Ugaz y la libertad de información


Me sorprendió la noticia del accidente y posterior muerte del periodista Alvaro Ugaz , incluso entre las 6 y 7 de la noche de aquel lunes pude sentir intuitivamente el desenlace y me embargó la pena desde el corazón, pues le había pedido a la divinidad por el bienestar de él y su familia. A pesar que no lo conocía personalmente había seguido su carrera pues desde muy pequeño he sido oyente de Radio Programas donde su voz, sus opiniones e incluso sus simpatías futbolísticas he seguido y compartido muchas de ellas. Lamento mucho su muerte y desearía que no hubiese ocurrido.
Pero objetivamente hablando veo que los reportes periodísticos sobre el accidente no muestran detalles obvios que si muestran cuando se trata de una persona común y corriente. No nos dicen los resultados del análisis del dosaje etílico, tampoco las pericias sobre la velocidad a la que iba Alvaro. Incluso en Radio Programas se entrevistaba al abogado del chofer del camión y claramente quería responsabilizarse a éste del accidente. En ningún momento "por respeto a su familia" se reflexiona que también la gente buena como Alvaro puede equivocarse. Lo curioso es que el mismo Alvaro en su programa del sábado en CPN -su último programa- trató el tema de los accidentes en las carreteras. Vemos que no existe una verdadera libertad de prensa en este caso que se ha visto sesgada por la simpatía y el cariño hacia un hombre indiscutiblemente bueno y con mucho futuro, compasion que no se tiene cuando se trata de un desconocido del gremio periodístico y que incluso se inventa y publica suposiciones a diestra y siniestra que no les importa aclarar, ni investigar después de hechas, a pesar de haber dañado la honra y la imagen, lo único que importa es el titular vendedor.
Podemos igual sacar enseñanzas de este accidente: si el dosaje arroja positivo la reflexión sobre el daño que produce el alcohol y si salió negativo sobre el tema del exceso de velocidad, sobre el estrés, el cansancio, ¿cómo medir todos estos factores?? ¿Cómo evitar que hayan más accidentes? Probablemente en la educación esté la clave de todo, estuve en la escuela y en la Universidad y nunca nos enseñaron las reglas de tránsito, nos enseñaron muchas cosas, gran parte de ellas sin utilidad práctica a la hora de salir a la vida misma. Descansa en paz Alvaro Ugaz.

No hay comentarios: