lunes, 21 de julio de 2008

Leysi y su homenaje a la patria


Hoy leía la noticia que una cantante de cumbia Leysi suárez había posado desnuda en la caratula de una revista posando sobre la bandera peruana como se ve en la imagen de arriba. La congresista de la república Zenaida Uribe nos decía que esta actitud estaba contemplada en el código penal dijo:"En el Código Penal se considera como delito lo siguiente: El que públicamente o por cualquier medio de difusión, ofende, ultraja, vilipendia o menosprecia, por obra o por expresión verbal, los símbolos de la Patria o la memoria de los próceres o héroes que nuestra historia consagra, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de cuatro años y con sesenta a ciento ochenta días" esto parece muy relativo en una época ya no tan cerrada como esta, ¿hasta qué punto el cuerpo humano es una ofensa? ¿Nuestros héroes se sentirían ofendidos al ver el cuerpo de Leysi?
Lo cierto es que lo que buscaba Leysi y sus asesores de imagen era lograr notoriedad y lo logró más aún con la intervención de una comisión del congreso.
Por mi parte me parece un homenaje, mostrando nuestra bandera con lo mejor que en este momento Leysi pudo ofrecer.

lunes, 7 de julio de 2008

El misterio del televisor


Tendría más o menos 11 años y mi hermano 4, era pan de cada día el andar correteándolo pues su gran juego era darme una patada en la canilla e irse corriendo, cuando estaba a punto de ser atrapado gritaba pidiendo auxilio amparándose en lo abusivo que era el querer pegarle con tanta diferencia de edad.
Mi mamá ya estaba harta de tanto grito y revuelta y nos amenazó.
- En este momento me voy al baño, quiero que estén tranquilos, siéntense a ver televisión, no quiero ningún barullo, sino a los dos les saco el ancho.
Hablamos de aproximadamente 1977 , vivíamos en la hermosa ciudad de Trujillo y los televisores eran en blanco y negro, a tubos de rayos catódicos,marca Westinghouse aquellos que para poder ver la imagen completa tenían que calentar. Estos televisores eran muy grandes y pesados, y las mesas que lo contenían tenían que ser muy fuertes como así era el del televisor en cuestión, todo era un símbolo de solidez.
Temerosos del castigo nos sentamos a ver televisión con gran tranquilidad. Pasaron más o menos 30 segundos cuando sin movimiento sísmico alguno el televisor empezó a bailar y tambalearse sobre la sólida mesa. Nos miramos mutuamente con sorpresa nos pusimos de pie pero era demasiado tarde pues el pesado televisor se elevó en el aire para caer "de cara" o sea con la pantalla hacia el piso. El sonido fue aterrador y nuestras miradas sorprendidas.
De pronto se escucha el ruido del inodoro.
- ¿Y ahora que han hecho?
- Se cayó solo el televisor - le dijimos casi en coro.
- ¿Sólo? ¿y quien les va a creer? ¡esta vez si se pasaron!!!
- Pero estábamos tranquilos viendo cuando en eso se cayó.
Recibimos el castigo, esta vez injusto, mi hermano y yo sabemos que fue cierto lo que cuento, mi mamá quizá lea esto incrédula pues hasta ahora no se traga que un pesado televisor vuele solo por los aires trujillanos.