domingo, 9 de septiembre de 2007

El destino: lo inevitable

El Ingeniero caminaba sin rumbo por el famoso mercado Minka. A lo lejos vio un nuevo puesto con extraño nombre "Consultorio Astral Artemisa".
- ¿Cuánto está la consulta? - Preguntó a una señora alta que hacía de secretaria.
- 10 soles por apertura
Entonces entró y le dijeron algo que estaba contra lo que él pensaba.
- Estás rodeado de mucha envidia en tu trabajo, además que te quejas mucho de los horarios, pero no te preocupes vas a conseguir un nuevo empleo más tranquilo, incluso vas a hacer negocios independientes.
- ¿Cómo que envidia? Si en mi trabajo todo el mundo me quiere.
- Eso es lo que tu crees, espera que ya vas a descubrir todo, existe allí eso sí alguien que te protege vamos a llamarle tu protector. Lo que te recomiendo es que todo lo tomes con alegría pues si reniegas mucho vas a bloquear lo bonito que existe en tu futuro.
La vida cambió para el ingeniero después de esa lectura. Su mente ya no veía con confianza a todos sus compañeros y empezó a pensar en ¿quién era el protector?
Analizó. El era el Supervisor o Jefe de Turno, su jefe el jefe de planta y por encima el gerente de planta que era su amigo. Recordó cómo entraron juntos a la empresa y las salidas que habían tenido muchas veces con sus parejas respectivas de aquellos momentos y se dijo "bueno definitivamente el protector es mi pata el gerente de planta".
En paralelo el ingeniero seguía profundizando en el conocimiento espiritual, había descubierto gracias a un curso que dio la empresa a la Fundación El Arte de Vivir que utiliza técnicas de respiración para el manejo del estrés y el desarrollo del ser, se volvió muy aplicado en las prácticas hasta tal punto de recibir propuesta para ser instructor, esto se veía en la confianza en un ser superior y en la vida. La práctica de la meditación calmaba su mente y hacía que cada vez la conociera más. Podía ser consciente de lo que pasaba por su mente y de sus reacciones hasta cierto punto naturales.
Los días y meses después de esa lectura transcurrieron y el ingeniero hacía esfuerzos para estar alegre en el trabajo y no bloquear su futuro. Ya en la familia había comentado esto de la lectura y los posibles cambios de rumbo que daría su vida, y ya lo sentía por algo que da la vida en forma de mensajes subterráneos a través del cuerpo físico y mental que llamamos intuición. Pero no obstante su alegría, empezó a pasar una serie de acontecimientos que no tenían que ver con decisiones sino con fallas mecánicas. Para ello, empezó a utilizar las herramientas tecnológicas que podían aumentar la comunicación en la planta, falla o ruido extraño que las máquinas proferían él las reportaba al gerente de planta, a mantenimiento, a su jefe, para así estar prevenidos. Incluso desde Alemania le aprobaron la creación de un grupo en el sistema para mantener comunicado a todo el equipo de planta. A cada falla mecánica se reportaba al grupo para la respuesta inmediata, pero pasaba algo curioso: Todo ocurría en su turno. ¿son señales de la vida? Habría que prepararse para cualquier cambio que se venía.
Un sábado abre su correo y ve con sorpresa una amonestación por parte de su jefe inmediato. Lo acusaban de ser responsable de las fallas y de ver pornografía mientras trabajaba. Indignado pidió pruebas las cuales nunca pudieron darse por que las acusaciones eran falsas. "Son cosas del jefe inmediato" se dijo. felizmente mi amigo el gerente de planta que me conoce no va a creer eso.
Una tarde lo llamó el gerente de planta y le dijo:
- Ya no sé que hacer contigo amigo.
- ¿por qué? ¿no vas a creer lo que dice en la amonestación?
- Es que hace tiempo que recibo quejas de tu jefe por eso la verdad ya no sé que hacer ¡¡¡todo pasa en tu turno!!! ¿Dime que hago? ¿te pongo de operario o negociamos?
- Pero si hace tiempo recibes quejas, se supone que eres mi amigo ¿por qué no me hablaste?
- Por que siempre haces turno de noche y no puedo hablar contigo.
- Pero existen los mails, el teléfono ¡somos amigos!!!
El gerente de planta no sabía donde meter su mirada. El ingeniero le dijo que no se preocupe que negociaría.
- Si dices que eres mi amigo pues trata de que me den la mayor cantidad de dinero que se pueda.
- Claro, así lo haremos.
- No te preocupes por más. Me voy sin odiar a nadie.
- Sí me imagino que es por esa vaina de El Arte de vivir.
- Sí conozco las debilidades que tenemos como seres humanos y los signos del destino.
Al otro día el gerente general le pidió que no se vaya, que se trague su orgullo y que se quede. Por lo que ha leído las fallas no eran graves, lo de la pornografía una mentira pues existen sistemas donde quedan grabadas las visitas por internet aparte que la computadora no tenía ninguna forma de ingreso externo salvo la red. El ingeniero se dio cuenta que el protector había sido quien menos pensó: el gerente general. También se dio cuenta de lo inevitable de su destino. Hoy feliz camina por el mundo disfrutándolo libre de los horarios que tanto lo molestaban, con una familia que formó gracias a los años dentro de esa empresa a la cual agradece y agradece a todos los que lo acompañaron por el camino, terminó su ciclo en paz, y claro con algo en su cuenta que cuida como cuida un ajedrecista al rey. Se pone a pensar que cuando empezó aquella aventura tenía la teoría que da la universidad, hoy tiene algo en la cuenta, experiencia, conocimiento y sabiduría, y va por el mundo listo a disfrutar que nuevas cosas le enseñará la vida y a brindarse con alegría al mundo.

9 comentarios:

Gabriela dijo...

Ese relato se me hace familiar...Por otro lado, que bueno que le ingeniero encontro la felicidad...

Saludos

Pamela dijo...

me has hecho recordar una de mis canciones favoritas
tristeza no tiene fin .. la felicidad si


yo creo qsi se tomamos atencion a los minusculos detalles que hay en la vida te pueden robar una sonrisa y ser extrañamente feliz.

Edgardo dijo...

A mi también se me hace familiar la historia porque en el trabajo casi me pasa lo mismo,sin embargo para mi historia aún no se cual será el final.

ysraelg7 dijo...

De veras me quito el sombrero por al forma como lo narras esta historia..... Es una de esas experiencias, en donde el hombre se pierde la confiazna de la gente y lo que maquinan detr�s tuyo.

Una histaria para analizar...
Un abrazo amigo.

gabriel revelo dijo...

lo que hace la sujestión...

siempre he desconfiado de los libros de autoayuda, y después de ésto más todavía je je.

al final, la clave es solamente cambiar nuestro punto de vista. Movernos nosotros en lugar de querer cambiar el mundo

Anónimo dijo...

Gracias amigo por tu historia,pues acabo de perder mi trabajo de ing de produccion con mejores resultados que el otro turno,ratios de produccion aceptables pero mi salida lo estaban cocinando hacia 4 meses pues no acepte ser el lamizcon del jefe y trate al personal de mi turno como seres humanos y no como soldados que es su estilo del jefe y eso lo veian como debilidad,desde aqui le deseo aquel jefe de planta que le vaya muy bien y que nunca le hagan algo similar ni a el ni asus hijos ,solo se que en la vida existen mas razones que las tecnicas y siempre habra un mañana,bye y cuidate

Pinky dijo...

Muy buen post!Yo , en lo personal,considero que no hay que pensar en el destino...vivir el dia a dia sin preocuparse por el qué vendrá...que bueno que el ingeniero logró ser feliz!!!
Saludos amigo!!

Ana Sofía dijo...

Algo que he aprendido es que nunca sabemos de la gente que nos rodea, pueden decirnos muchas cosas, verdades o mentiras, pero siempre hay tiempo más que suficiente para descubrir las intenciones de la gente... y como siempre la "constante" en cada vida de cada persona es "uno mismo", simplemente hay que preocuparse por vivir bien, en hacer de la mejor manera tus cosas, lograr tus objetivos y sentirse en armonia. Mostrar alegria y una sonrisa para que todos puedan ver lo bien que se siente estar en paz con uno mismo XD

Joel Javier dijo...

Ahora el ingeniero es un feliz vendedor independiente!!!!..... las cosas cambian pero siempre para un modo mejor; sólo que aveces se nos hace díficil darnos cuenta.
Recuerda que "Nunca esta tan oscuro como cuando va a amanecer"

Saludos,