domingo, 7 de enero de 2007

¿Qué harian sin mí?

Muchas veces ya sea en nuestro trabajo, en nuestro grupo, equipo o a nivel de pareja sientes que eres ignorado y no te toman en cuenta para nada, o mejor dicho crees que no te toman en cuenta para nada te preguntas ¿qué harian sin mí? Entonces te recreas el pensamiento con las más complicadas historias de un mundo sin tu presencia. Las historias no son objetivas puesto que siempre les pasa lo peor a la gente que te rodea y siempre ellos llegan a la conclusión racional de que la vida sin tí es un desastre y se ponen a decir "¡Cómo no está aquí! ¡Cuanta falta nos hace! "la vida sin él(ella) no es igual". Sin darte cuenta una sonrisa se desglosa de tu rostro y mantienes el pensamiento un momento más como para que aprendan a valorarte y después regresas eliminas el pensamiento y el mundo nuevamente se llena de ti. Ahora que en occidente han aumentado el número de suicidios pienso que el que lo intenta o logra es aquel que ha ido con este ¿qué harian sin mí? más allá que un pensamiento recreativo. Al final si te pones a pensar lo que ocurre y te proyectas de tal manera que visualizas tu comportamiento te darás cuenta que existen muchas personas importantes en tu vida pero que nunca les agradeces lo importantes que son o lo mucho que los quieres. No es necesario decirlo en palabras a veces un gesto o un detalle son suficientes. Total, al fin y al cabo el mundo es un vaivén de encuentros y despedidas para las cuales la mente, el cuerpo estan preparados y el ¿que harían sin mí? es más fácil que aquel pensamiento que tratando de engañarte recreaste, simplemente después de un tiempo la vida sin ti continuaría como sigue el mar, como sigue el viento, como siguen los ríos como sigue fluyendo incanzable la energía y el movimiento.