lunes, 15 de enero de 2007

Jesús ¿Sobrevivió a la crucificción?

El investigador alemán Andreas Faber-Kaiser en su libro "Jesús vivió y murió en Cachemira", realiza una interesante investigación y plantea la hipótesis de un Jesús que sobrevive a la crucificción. Nos cuenta que Pilatos no habría tenido la intención de mandar a Jesús hacia la muerte pues conocía que era un buen hombre e inocente a las acusaciones por boca de su propia mujer que secretamente era seguidora del maestro. Pero ante la amenaza de los mismos judíos con acusarlo ante el César recordándole que Jesús se proclamaba como "rey de los judíos" desafiando la autoridad del César, Pilatos no tuvo otra opción. Pero la ordenó de tal modo que se realize a una hora cercana al Sabath judío que empezaba a las 18:00 del viernes, siendo este día de descanso absoluto incluyendo para las crucificciones, incluso en algunos pasajes del Nuevo Testamento se menciona como los maestros de la ley tomaban a mal que Jesús realize sanaciones en esta fecha. Así fue como Jesús estuvo crucificado 3 a 4 horas tiempo que no sería suficiente para llegar a morir siendo los tiempos promedios de las crucificciones que normalmente se realizaban de tres días. Una vez superadas las heridas tanto de la crucificción como de todas las crueles torturas a las que fue sometido, Jesús se aparece triunfante ante sus apóstoles y seres queridos mostrando las imborrables marcas de sus heridas. A escondidas y disfrazado Jesús escapa rumbo a Cachemira con su madre María y justo en el camino de Damasco se encuentra con Saulo uno de sus más voraces perseguidores, quien después de este milagroso encuentro con el maestro se convierte al cristianismo llamándose Pablo. Faber-Kaiser nos invita a recorrer Cachemira para enterarnos de lo que fue de los más de 100 años de vida de este maestro de maestros que fue Jesús que menciona fue casado, tuvo descendientes y su tumba es visitada por miles de peregrinos donde aparece incluso al más puro estilo de galería de la fama la huella de sus pies con sus inconfundibles heridas. Si bien debería ser chocante toda esta información para los cristianos es muy interesante y más aún por el misterio que encierra la muerte de Andreas Faber- Kaiser que algunos mencionan producto de un misterioso mal que no es más que el SIDA pero que le fue inoculado en una donación de sangre que efectuó. Al parecer todo esto rodea la clásica intriga de intereses creados y posiciones privilegiadas que se podrían perder de gente que ostenta el poder. En fin, todo esto simplemente resulta interesante y leerla resultó fascinante para mí, ¿creerla? no lo sé pero me parece más increíble una resurrección que una sobrevivencia ¿usted que opina?
Jorge Atarama Sandoval

No hay comentarios: