martes, 28 de noviembre de 2017

Cuando el Diego vino a Lima





Era el año 1985, épocas cuando el costo de una entrada para ver a la selección peruana costaba menos que el sueldo mínimo. Por ocasión de las eliminatorias para el mundial de México 1986, mundial que en un inicio iba a ser en Colombia pero por problemas económicos pasó a México, Perú recibiría a la selección argentina en Lima con el entonces mejor jugador del mundo: Diego Armando Maradona. Recuerdo fuimos con los amigos del barrio, teníamos mucha expectativa,  así nomas no venía el Diego, recuerdo la anterior vez fue para un amistoso entre Boca Jrs. ante Universitario que fue triunfo de la U por 1 a 0 pero pese a la derrota el Diego había mostrado sus habilidades. Esta vez la selección
peruana tenía excelentes jugadores pero ya en el ocaso de sus carreras jugando casi todos en el fútbol local.
Fuimos muy temprano y cómodamente ubicados en la tribuna norte del Estadio Nacional vimos que casi una hora y media antes del partido sale de uno de los camerinos de la tribuna sur una pelota y detrás de ella sale Diego que iba a hacer un ejercicio de calentamiento. Salió sólo. De inmediato las pifias se dejaron escuchar. Era una táctica para cansar a la hinchada y no presione tanto a la hora del partido.
El Diego empezó a dominar el balón recorriendo la cancha de sur a norte haciendo amagues, quiebres, cambios de velocidad, elevaba la pelota la dominaba con los hombros, la volvía a  elevar para bajarla con el empeine, la subía a la cabeza, dominios que nunca había visto en jugador alguno y eso que aquí en Perú en cualquier cancha de tierra se ven gente dominadora de pelota. Era una máquina perfectamente aceitada. Cada amague lo hacía con una plasticidad yóguica que pensé no podría haber manera de frenar tanta habilidad.
El punto más increíble fue cuando llegó  a la media cancha y en el punto central pisó la pelota dejándola muerta tal como para iniciar el encuentro. Dio uno, dos, tres, cuatro, cinco pasos hacia atrás y puso las manos en la cintura haciendo jarras con los brazos. Quedó mirando como con admiración el esférico. Ya estábamos cansados de pifiar y sólo lo observábamos. De un momento a otro empieza a llamar al balón, lo llamaba con la mano y se notaba que le hablaba, claramente deduje que decía: "Ehhh vení, vení, vamos vení" aplaudía como animando al balón que seguía remolón en reposo. Cuando obediente cual si fuera una resurrección, un despertar, el balón empezó un leve ladeo para cual si fuera un fenómeno magnético ir corriendo a los pies del Diego y volver a ser dominado a placer. No podía creer lo que había visto. Era magia.
Pensé equivocadamente que mi equipo, la selección peruana no tenía nada que hacer ante tal prodigio.
Al término del partido mi admiración fue hacia los jugadores peruanos que ganaron el partido, Juan Carlos Oblitas autor del gol, Franco Navarro, Cueto, Velásquez, Uribe, el arquero Acasuzo   los mismos que veía cada fin de semana, el Diego nunca tomó la pelota por la férrea marca de Reyna que lo persiguió hasta cuando salió a la cancha a tomar agua, convirtiendo el partido en un duelo de 10 contra 10. Pese a que lo anularon el mejor espectáculo ya lo había hecho antes en el calentamiento, calentamiento que mostró las más increíbles habilidades. Habilidades que al año siguiente llevaría a su país a llevarse la Copa del Mundo. 

jueves, 19 de octubre de 2017

Los Subversivos de Hoy



Mucha preocupación aquí en Perú entre periodistas y políticos que después de 25 años, muchos condenados por terrorismo estén siendo puestos en libertad al cumplir sus respectivas condenas.
Por el momento han pasado las épocas de atentados terroristas. Por un lado el partido fujimorista Fuerza Popular quien goza de mayoría absoluta en el congreso, cuyo caballito de batalla es el  haber vencido al terrorismo en su gobierno, se esfuerza por hacernos creer que el país se encuentra en peligro y por ello tienen que tener más poder para podernos "salvar" de nuevo. Su estrategia es hacerle la vida imposible al poder ejecutivo censurándole ministros a la menor  oportunidad.
Por otro lado el poder ejecutivo, al mínimo problema acusa a dirigentes de estar afiliados a grupos terroristas. Un claro ejemplo fue en la última huelga de maestros, donde se opusieron a poder conversar con los dirigentes haciendo las acusaciones. Un ejemplo fue el maestro Pedro Castillo, se negaron a recibirlo acusándolo de tener relaciones con grupos terroristas. El ministro del interior fue al congreso a exponer sus "investigaciones". Mientras esto pasaba periodistas de Radio Programas del Perú (RPP) se trasladaron hasta el pueblo alejado en las profundidades de la región Cajamarca donde el maestro mencionado trabaja diariamente. Encontraron que para poder llegar allí había que hacer un viaje en lomo de bestia de 4 horas y que el colegio donde se desempeña está en condiciones deplorables.
Entonces ¿cómo combatir la amenaza de los grupos subversivos? Pues la única manera no es creando miedo por las salidas de estos terroristas, ni cerrando las puertas a los maestros o a dirigentes de otros gremios. La única manera de combatirlos es escuchando y resolviendo, llevando bienestar y demostrar en la práctica que este sistema democrático es mejor. Utilizar los recursos del estado no para acusar e infundir miedo. Ni tampoco para hacer publicidad para la tranquilidad de los televidentes limeños. Señores, demuestren con hechos. No se trata de tener más "me gustas" en redes sociales.  Se trata de vivir mejor en los más alejados rincones del Perú. Un ejemplo claro de su inoperancia se ha visto después de los desastres naturales acontecidos en marzo de este año han pasado 6 meses y no han tapado ni siquiera un hueco de carretera dañada, no hay mayor publicidad subversiva que cada minuto de demora e inoperancia.
Por último están los partidos de izquierda, ellos están en contra del sistema liberal reinante en el país y en gran parte del mundo  de manera que cuando llegan al poder ya sea en regiones, municipios y en el congreso, están por un lado boicoteando el sistema para que no funcione realizando gestiones para el olvido sin obras sin inversión y por otro lado obstruyendo al ejecutivo y sin querer favoreciendo utopías de los grupos subversivos que en realidad son más de lo mismo pues ya está demostrado al llegar al poder se enquistan de tal manera que un pequeño grupo se da la gran vida y el resto del país sufre las consecuencias. Así está el país. Y escuché decir al presidente Pedro Pablo Kuczinski: "estamos bien", seguro se refiere a sus amigos con cuentas por encima de ochos cifras. No hay mayor subversivo que el no quiere ver el meollo del asunto.         

martes, 15 de agosto de 2017

El Guía


Esta historia me la contó mi amigo Ivan. Le sucedió a los 6 años el año de 1974.
Su tía cumplía tres meses de fallecida. Junto con su madre y su hermana mayor fueron a ponerle flores al Cementerio El Ángel.
Mientras ellas ponían las flores y oraban frente a la tumba tipo nicho. Ivan como todo niño inquieto corrió hacia el extremo del pabellón para curiosear
  • ¡Niño! ¿Estás perdido? - Al voltear  encontró un tipo vestido con el uniforme de los empleados del cementerio.
  • No,  allí están mi hermana y mi mamá.
  • ¿Conoces el cementerio? Ven te enseño.
Primero lo llevó a un lugar donde habían nichos sin nombre.
  • Esos son los que se portaron mal en su vida.- sorpresivamente las tapas de los nichos no estaban encementadas como es normal y alcanzó a observar que salían gusanos.
  • Me da asco.
  • Sí, es que se portaron mal.
Luego lo llevó a ver mausoleos que un poco más parecen casas. Llegaron al cementerio antiguo. El Presbítero Maestro.
  • Mira niño, aquí puedes encontrar ex presidentes, escritores y muchas personalidades de la historia del Perú.
Llegaron frente a la tumba del expresidente Luis M. Sánchez Cerro.
  • Acuérdate bien niño, esta tumba es inspirada en “La Piedad” de Miguel Ángel. En la piedad encuentras a Jesús muerto descansando  en los brazos de su amada  María. Aquí puedes encontrar a un soldado muerto en brazos de una extraña mujer con casco. Es el soldado muerto en brazos de su amada patria.
Ivan me contaría que en el Vaticano llegó a ver “La Piedad” y recordó esta experiencia.
  • Ya es hora de regresar. Tu madre debe estar preocupada.
Al volver  encontraron a la madre y hermana junto a un policía y al personal de seguridad del cementerio, quienes vestían igual que su nuevo amigo. Lo buscaban. Ivan se soltó de la mano de su guía.
  • ¡Ivan! ¿Dónde te has metido?
  • Me fui a conocer el cementerio con él. - señaló hacia donde dejó parado a su guía.
  • ¿Con quien?
  • Estaba allí.- los de seguridad del cementerio se miraron entre sí. Descubrieron algo.
  • Por favor ¿pueden acompañarnos?
Los llevaron a un nicho: era una tumba  con una foto de un tipo de lentes.

  • ¿Él es quien te paseó niñito?
  • Sí, es él, pero no llevaba lentes.
  • Es un compañero de trabajo, que falleció hace unos años, no es la primera vez que pasa algo así.

domingo, 11 de junio de 2017

Y al final ¿Si no es plata qué es?




Aquí en Perú tenemos la satisfacción de recibir una gran cantidad de venezolanos producto de su gran crisis económica, similar a la crisis peruana de los años 80.
Crecí en la décadas de los 70 y 80 y siempre el tema económico era una limitante de todo emprendimiento. Hoy  se dice que el país goza durante más de una década de crecimiento económico. Pero en lo que respecta al fútbol, y al deporte en general veo que las cosas andan peor. Ahora no está el pretexto de la economía. Comparemos a Perú con Venezuela. Olimpiadas Río 2016 Venezuela 2 medallas de plata y 1 de bronce. Perú cero.
En fútbol Venezuela está en la final del campeonato Sub 20. Es decir siendo objetivo tienen futuro. En Perú el equipo competitivo solo está en la imaginación de los periodistas. Aquí las cosas pese a los malos resultados les va bien a los periodistas deportivos. Les va bien dando esperanzas, creando ficciones de héroes potenciales. Mientras se venda todo va bien. En este último amistoso de la selección frente a Paraguay en Trujillo. Perú jugó pésimo en el primer tiempo y mejoró en el segundo logrando el gol del triunfo.  Vino el resumen que nos brinda la televisión. Y vaya sorpresa sólo imágenes del segundo tiempo. Manipulación y venta de humo al por mayor. Es que todo está bien mientras se venda periódicos, mientras que haya publicidad, mientras haya consumo.
Mi querido Perú, en lo deportivo a la espera de un milagro aprovechando que es de los países que cuenta con más santos canonizados, y claro los santos no funcionan como nunca han funcionado. Ni las `procesiones, ni las oraciones. El profesionalismo no viene de las creencias.
(imagen extraída de https://jceducacionfisica.wordpress.com/a/)  

martes, 2 de mayo de 2017

El último canto de las Wankas




Ya han pasado como dos años, caminando por la feria del libro de Lima, encontré la presentación:  "Colección de música tradicional de la región Cusco", que hablaban sobre el Canto de las Wankas. (participaron Pierre Emile Vandoorne, director de la Dirección General de Industrias Culturales y Artes del Ministerio de Cultura; el antropólogo Hubert Cárdenas; y el Doctor en Etnomusicología, Manuel Arce. Se presentaron tres producciones fonográficas: “Himnos Religiosos en Quechua”, “Las Wankas de Espinar” y “Ayarachi de Huaylla Huaylla”. Dicha ponencia tuvo como moderador a Luis Nieto Degregori, representante de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco).
El Canto de las Wankas es un ritual ancestral para el proceso de sembrado, desarrollo y cosecha de la papa. Se cree que este canto influye en el producto final consiguiendo cosechas más grandes y sanas.
Me maravilló la historia y el respeto con que se trataba a la naturaleza, animándola, protegiéndola con melodías, mensajes y danzas que felizmente han sobrevivido a través de los siglos, quizá por el difícil acceso que tuvieron los conquistadores en su desmedido e irrespetuoso afán  por destruir idolatrías e imponer su religión.
Después de tanta maravilla llegó la preocupación. Estos rituales están a punto de perderse.
Han sobrevivido a través del tiempo pero las nuevas generaciones se ven amenazadas por sectarias iglesias evangélicas que en su ignorancia no han tenido mejor idea que sembrar el miedo y la amenaza, tildando de satánicos estos ritos.
Ese es el gran  problema del mundo. Primero en creer en mitos como ciertos, como verdades absolutas. No poder entender que no son más que explicaciones humanas a misterios. Sería bueno que esto quedara en el ámbito íntimo y personal. Pero no. La siguiente etapa es imponer mi mito salvador sobre el tuyo. La interpretación que me han enseñado sobre la otra. Y así los antropólogos han grabado los cantos y los presentaban en la feria en su lucha por preservar la pacífica mitología ancestral del Perú profundo que explica el mundo sin imposiciones, sin amenazas, sin promesas de salvación, sin miedos.

miércoles, 18 de enero de 2017

Inventando al Enemigo


En estos días recibí la visita de unas niñas pidiéndome firmar para derogar la "ley de ideología de género"(curiosamente esa ley no existe) . Les pregunté si habían leído los documentos del ministerio y me dijeron que sí y me sacaron unos panfletos que no tenían nada que ver con la política del Ministerio de Educación. Felizmente había tenido oportunidad de leer sobre el tema a raíz de una fuerte campaña que hay en el Perú que le dice al presidente "PPK con mis hijos no te metas". Para poder entender todo esto, tuve que leer la currícula del Ministerio de Educación y revisar diversos artículos tanto en pro como en contra de la ideología de género.
Con sorpresa descubrí que nadie apoya la "ideología de género" pues es un término inventado por grupos religiosos y consta como idea fundamental la promoción de la homosexualidad. Al leer los documentos oficiales del ministerio lo que se promueve es la "igualdad de géneros". Los grupos religiosos han inventado al enemigo y lo combaten con pasión.
La mayoría de sus adeptos no tienen la decisión de leer los documentos (un documento de 116 páginas pero el tema en cuestión está en menos de 4), delegan su lectura a "gente confiable" como pastores, curas, obispos y hasta políticos. Estos manipulan la información de acuerdo a sus intereses de poder.
El cerrar filas ante un enemigo es un viejo estilo religioso que bajo la amenaza, el terror y por fin el miedo le ha dado réditos a través de la historia. Y hoy no es la excepción: se han organizado marchas, jornadas de oración y hasta ayunos en contra del gran enemigo: el gobierno que no puede defender algo que no ha creado y que tampoco propala: la Ideología de género.
Pero hay algo más que la unión contra un enemigo. También está el fondo: la igualdad de géneros no es respaldada por el libro sagrado: la Biblia. Pues ésta a través de sus libros y páginas nos habla de la superioridad del hombre, y como no va a ser así, si fue escrita por hombres que se atribuyen una excepcional conexión divina y Dios dice que el hombre es superior. Esto no lo dicen los líderes de las manifestaciones, no vaya a ser que las mujeres despierten indignadas. Quiero citar para terminar algunos párrafos bíblicos y aquí los religiosos sólo saben decir que hay que verlo dentro del contexto. Y no hay otro contexto que la mujer sometida a través de la historia en nombre de Dios.
Timoteo 2:11-15  "11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.13 Porque Adán fue formado primero, después Eva;14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia". (Reina-Valera 1960)
Deuteronomio 22:28-29  "28 Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos;29 entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días". (Reina-Valera 1960)
Corintios 14:34-35  "34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación". (Reina-Valera 1960) 

viernes, 16 de diciembre de 2016

La Mochila del Terror

Eran épocas de estudio en la Universidad de San Marcos y a Mary, mi enamorada de aquella época le pedí para después de clases  me acompañe a hacer un trámite notarial  a una oficina en el centro de Lima.
Gustosa me acompañó, pues siempre es agradable caminar  por las viejas calles limeñas. Pero eran los 80´s, una época dónde dos grupos terroristas: Sendero Luminoso y el MRTA desolaban el país con atentados semanales y ya habían llegado a Lima.
La notaría quedaba en la av. Emancipación. Estábamos en una sala de espera, cuando me llaman, ya no recuerdo con exactitud el trámite,  rápidamente le encargué a Mary que me cuide la mochila la cual dejé en el asiento a su costado.
Ya cuando me estaban entregando los papeles dando por culminado el trámite, suena una sirena y por altavoces desde afuera piden que de inmediato desalojemos el edificio pues había amenaza de bomba.
Con el corazón en la boca corrí hacia la calle donde encontré a Mary.
- ¿Y mi mochila?
- ¿Tú mochila? ¿no la tienes?
- Pero si te la estoy encargando.
- ¿A mí? ¡Ni cuenta! - Mary siempre fue inteligente pero creo que eso la hacía distraída.
Con una especie de grúa observé como manipulada a distancia tomaban mi mochila para hacerla reposar en el medio de la calle, la cual ya estaba completamente despejada.
En el momento que un miembro de la policía se acercaba sigilosamente hacia mi mochila yo empecé a explicarles que no era una bomba que era mi mochila llena de cuadernos y libros.
Ya asegurados que no había peligro, me dejaron acercarme a ella, pero la gente rodeaba el escenario con prudente distancia. Con la venia de los policías me acerqué y la levanté, en ese momento escuché gritos de nerviosismos. La tiré hacia atrás, busqué a Mary con la mirada para que acompañe mis pasos.
- Actúa normal, como si no hubiera pasado nada. - le dije, mientras nos alejábamos de la escena con el peso de las miradas a cuestas.